¿Necesitas un Entrenador Personal?, ¿con titulación universitaria CCAFYDE, un influencer, un antiguo deportista de élite, o un profesional de otro colectivo? Nadal y Gasol te responden (“El País”)

Entrenador-personal-CCAFYDE-Josemi-Del-Castillo

Entrevista Periódico “El País” sobre los Entrenadores Personales (versión completa)

Índice de Contenidos del Artículo

1. ¿Qué ventajas tiene el hecho de entrenar con entrenador personal a hacerlo en grupo o, directamente ir por libre?

Contratar los servicios de un buen entrenador personal es recomendable si buscas conseguir tus objetivos, en menos tiempo, con seguridad y salud. Te ahorra meses de actividades equivocadas o mal realizadas que desembocan en lesiones y en frustración al no conseguir tus propósitos. Es una inversión en salud y en la mejora de tu rendimiento deportivo.

El entrenador personal es el profesional del ejercicio físico cuyo trabajo tiene el mayor impacto en la salud y en la aptitud física de las personas, y cuyo conocimiento profundo del funcionamiento del cuerpo humano le permite adecuar las cargas de entrenamiento a cada individuo. El entrenador que elijas es el profesional en el que confiarás tu salud, rendimiento y aspecto físico, por eso es tan importante seleccionarlo sin prisas.

Otra ventaja muy importante, intrínseca a la labor de un buen entrenador, es la motivación, pieza clave en la adherencia de un programa a largo plazo.

10 RAZONES POR LAS QUE CONTRATAR A UN BUEN ENTRENADOR PERSONAL

1. No consigues resultados en la mejora de la salud, en tu composición corporal, en tu apariencia física, en tu rendimiento deportivo, etc.
2. No sabes por dónde empezar
3. Estás aburrido de los mismos entrenamientos no individualizados y sin sustento científico
4. Necesitas un desafío
5. Quieres aprender a hacer ejercicio por tu cuenta de forma segura y sin lesiones
6. Necesitas responsabilidad y motivación
7. Tienes una enfermedad, lesión o condición especial 
8. Buscas entrenar para un deporte o un evento
9. Necesitas supervisión, compañía y apoyo durante los entrenamientos (adherencia y regularidad en el ejercicio)
10. Quieres hacer ejercicio en casa guiado por un profesional del ejecicio

2. ¿Debe ser CCAFYDE? ¿Qué ventajas tenéis vosotros frente a Influencers y apasionados del deporte con tropecientos ironmanes?

En primer lugar, siempre que se habla de ejercicio físico y entrenamiento en cualquier población (niños, adultos, embarazadas y mayores) debe estar planificado y diseñado por un EDUCADOR FÍSICO DEPORTIVO (profesional colegiado con titulación universitaria en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte) para asegurar con todas las garantías la salud y la seguridad en la práctica física.

Es muy importante, alertar desde el punto de vista de la salud, como los profesionales estamos viendo con preocupación que, durante estos últimos años con el auge de las redes sociales, cualquier persona con conexión wifi, dos garrafas de agua y tiempo libre, están ejerciendo de preparadores físicos sin tener titulación alguna, con el grave riesgo que conlleva para la población. Un caso muy preocupante es el de Influencers y famosos que se atreven con cualquier campo: ejercicio físico, nutrición, medicina, psicología, etc.; tendrían de portar una etiqueta, a imagen y semejanza del tabaco, en la que se leyera “daña gravemente su salud”.

Nos hemos encontrado, además, con Influencers-atletas que sin ningún rubor afirman llevar a 250-300 clientes al mes. Es del todo imposible, las rutinas son un fraude, un copia-pega-paga de internet. Requiere un tiempo ingente poder llevar bien a 10-15 deportistas, seguir formándote y actualizándote, diseñar sus entrenamientos, etc. imagina 250-300 clientes… “Coca-cola para todos”.

Además, en caso de presentar alguna enfermedad o patología crónica (obesidad, diabetes, cáncer, osteoporosis, hipertensión, fibromialgia, síndrome metabólico, sarcopenia, deterioro cognitivo, ansiedad, depresión, etc.) las precauciones deben ser mayores. El médico realizará el seguimiento del historial clínico y considerará la aplicación de la “receta deportiva” (“más zapatillas y menos pastillas”) derivando al paciente al Educador Físico Deportivo que será el encargado de diseñar un programa de ejercicio físico para mejorar su salud. Hay que tener en cuenta, según datos de estudios mundiales publicados en la prestigiosa revista científica The Lancet, que más del 95% de la población mundial presentan problemas de salud, con al menos una enfermedad en curso o crónica. En muchos casos, hay personas con hasta cinco enfermedades.

Receta-deportiva-COLEF-Josemi-Entrenador-personal-Madrid

Conocimientos científicos y formación oficial requerida para ser Entrenador Personal 

En España, el nivel de formación oficial necesario para ser Entrenador Personal es acreditado con la titulación de Licenciado/graduado universitario en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (antiguos INEF). Las certificaciones de entrenadores (diferente a titulaciones oficiales) no tienen reconocimiento académico ninguno, y duran entre varios fines de semana hasta uno o dos meses, en lugar de los 4-5 años universitarios. 

No basta tampoco con ser un ex deportista de élite, o que te contraten famosos, ya que lo que para una persona es adecuado, para otra puede ser contraproducente. Tampoco está capacitado un médico, un enfermero o un fisioterapeuta, pues carecen de conocimientos sobre entrenamiento o fisiología del ejercicio, entre otros, aunque los tengan de lesiones. 

Necesita tener una titulación superior y específica al campo profesional que se ejerza que respalde sus conocimientos. Nadie buscaría a un dentista para que le operara de cataratas, es algo obvio en otras profesiones, pero que, en el mundo de la actividad física, por desgracia no parece ser tan indudable.

Al encontrarnos con entrenadores personales sin titulaciones oficiales que ejercen el intrusismo profesional, amparados en la falta de control estatal, queda en manos del cliente elegir que calidad de entrenamiento desea recibir, y que importancia da a su salud y seguridad.

Enfermedades-CCAFYDE-Josemi-Entrenador-personal-Madrid

3. Hay quien contrata un entrenador personal y no sale del gimnasio. Para usar las máquinas del gimnasio, ¿no basta con que te dé unas consignas el monitor de sala o con las propias instrucciones del fabricante?

En realidad, lo importante es el objetivo individualizado, no el espacio o el material. Diseñar un plan de ejercicio físico a medida que tenga en cuenta las metas y características de la persona, su historial médico, nivel y experiencia en el entrenamiento, conlleva conocimientos, tiempo y mucha dedicación.

Que duda cabe, que, si el monitor tiene una titulación adecuada como TAFAD, su ayuda será inestimable y especializada, pero hay que entender que su trabajo no es la preparación física personalizada, sino trabajar el acondicionamiento físico en grandes grupos, con o sin soporte musical. 

Respecto a las instrucciones del fabricante, poca utilidad nos genera saber cómo funciona una máquina, que nos cuente las repeticiones o sepamos cargarla adecuadamente. El entrenamiento que adquiere una utilidad es el que se personaliza.

No veo la diferencia entre contratar a un entrenador personal en un gimnasio, en el parque, una pista polideportiva o en casa. Contratamos sus conocimientos para ajustar el plan de entrenamiento más adecuado para nosotros.

4. ¿Hay algún perfil tipo del usuario que contrata un entrenador personal?

Hay multitud de perfiles que contratan los servicios de un entrenador, incluyendo distintos tipos de población y con heterogéneos niveles físicos, desde principiantes, a intermedios o avanzados. Según su objetivo, se diseñará un programa que individualizará las variables de la dinámica de cargas como un traje a medida. No es lo mismo una persona mayor que busca salud, que un competidor de fitness que busca una forma física excepcional, pero todos ellos son usuarios de un profesional del entrenamiento.

En absoluto contratan únicamente a un entrenador, personas con una economía desahogada, sino todo tipo de profesionales. Aunque no hay un perfil definido, si encontramos, quizás, un nivel sociocultural medio o alto como común denominador, al entender la importancia del ejercicio en la salud. Después, depende del perfil del cliente, así por ejemplo, personas con una edad por encima de los 40 años buscan como objetivo cuidar su salud de forma activa, al interiorizar que “la salud no lo es todo, pero sin ella, todo lo demás es nada”. Sin embargo, en estética corporal, suele ocurrir al contrario, personas por debajo de los 40 años son los que mas demandan este servicio. 

También, hay que resaltar que un porcentaje muy importante de personas que acuden a un entrenador personal, buscan principalmente perder peso.

Un ejemplo de clientes que actualmente llevo y que nos puede servir de radiografía real es el siguiente: 

  • un arquitecto con hipertensión arterial medicada que busca cuidar su salud y aumentar la calidad y los años de vida.
  • una bailarina profesional que necesita estética corporal aunada con una gran forma física.
  • un médico de atención primaria que busca perder peso y mejorar sus índices de salud.
  • una médico radióloga cuyo objetivo es la salud y la adherencia al ejercicio, a la vez que se adapta el ejercicio a sus lesiones crónicas.
  • un ingeniero de telecomunicaciones productor musical, que demanda mejorar su forma física.
  • una dietista-nutricionista, ex jugadora de vóley, que requiere un acondicionamiento físico que le permita volver a jugar después de la fase de rehabilitación.
  • un atleta de fitness con una necesidad de hipertrofia muscular junto a un nivel muy bajo de grasa corporal.

Otros perfiles que he llevado anteriormente, son mujeres mayores con osteoporosis, boxeadores, futbolistas, tenistas, personas con fibromialgia, oposiciones con pruebas físicas, etc.

En este caso, mi perfil profesional se ha vinculado desde sus orígenes a varios campos:

  • Entrenamiento en Fitness.
  • Cambios de composición corporal.
  • Entrenamiento funcional de la fuerza.
  • Entrenamiento para la mejora de la salud.
  • Preparación física deportiva

Muchos de los usuarios actuales de un entrenador personal presentan alguna enfermedad metabólica o patología del aparato locomotor crónica (hernias discales y cervicales, patología de hombro, rodilla…), que hay que tener en cuenta durante la planificación de su entrenamiento, por lo que la información de su historial médico y los controles periódicos por el facultativo deben ser tenidos en cuenta de forma constante. 

Para terminar, el perfil del servicio mas demandado, siempre ha sido el desplazamiento a domicilio o los centros de entrenamiento personal, con una creciente demanda por el servicio online y al aire libre en estos últimos tiempos, acrecentado con la pandemia de la COVID-19.

5. ¿Merece la pena tenerlo siempre si no tienes un objetivo concreto? (es decir, si solo lo haces para mantenerte en forma). 

Mantenerse en forma ya es un objetivo importante que necesita conocimientos y planificación. Los principios de entrenamiento nos indican que si sigues entrenando siempre de la misma forma, no mantendrás tu estado de forma, sino que lo reducirás con el paso del tiempo. Un ejemplo, mi suegro Marcial lleva años haciendo exactamente el mismo recorrido para andar, a la misma hora y al mismo ritmo de marcha. No me hace mucho caso, así que ese estimulo, en su zona de confort, cada vez le supone un menor desafío fisiológico, con lo que el estado de forma, no solo no mejora, sino que por el contrario decrece.

Si entendiéramos al ejercicio como una “vacuna de salud” se le daría la importancia que merece, ya que mantenerse en forma, sin la búsqueda de rendimiento deportivo es objetivo del ejercicio enfocado a la salud. En este tema, el Dr. Greg Wells, de la Universidad de Toronto, autor de «Superbodies» (obra que analiza los secretos de los mejores atletas del mundo) sentenció de forma tajante que “si existiera un fármaco que hiciera lo que el Ejercicio Físico hace, sería la mayor revolución de la historia y se promocionaría en todo el mundo”. No se equivoca.

Para mantenerse en forma, se necesita la programación del entrenamiento, y una motivación hacia el ejercicio que genere adherencia, algo que un entrenador te aportará. No es una tarea a cumplir para unos pocos meses, sino que es un estilo de por vida. 

Sin embargo, cuando una persona es más o menos “autónoma” siendo cada vez más independiente, quizás le bastaría con una consulta cada 4-6 semanas a su preparador físico que le pudiera orientar sobre su entrenamiento para evitar un estancamiento o abandono por aburrimiento.

No es nada sencillo estar actualizado para los que nos dedicamos a este campo, requiere mucha disciplina y sacrificio de horas al día, no me imagino a alguien que no tenga una formación mínima de base.

6. ¿Existen usuarios que contratan a un entrenador porque está de moda, porque los amigos o las celebridades lo hacen o porque si ‘a Bustamante le funcionó, yo también quiero’? 

Por suerte, puesto que sino el mundo sería muy monótono, cada persona es absolutamente diferente, así como su asimilación y adaptación a un formato y dosis de ejercicio. No existe la posibilidad de “café para todos” en relación al cuerpo humano, ocurre en medicina y ocurre de la misma manera en el entrenamiento. Siempre hay que individualizar por resultados y seguridad.

A un entrenador se le debe contratar para mejorar la salud, los resultados deportivos, sacar plaza en unas oposiciones, mejorar el aspecto físico, etc. pero no porque sea algo de moda. Y por supuesto, la recomendación de un famoso, sin cuestionar si quiera la formación de su entrenador, es como hacer caso a un anuncio de TV en el que un famoso nos recomienda un producto bancario. Además, algunos de los entrenadores de famosos son un producto de marketing, sin una mínima cualificación, lo que lastra sus programaciones de entrenamiento que no están basadas en los conocimientos científicos de las Ciencias del Deporte, sino que se relacionan en gran medida con su práctica deportiva anterior. Sería más acertado contactar con el Colegio profesional de nuestra CCAA para consultar sobre el profesional más especializado para nuestro caso.

7. Quien contrata a un entrenador personal para un período concreto – competición, adelgazar … – , ¿adquiere conocimientos suficientes para poder ir por libre toda su vida?  Es decir, si me funcionó el programa de entrenamiento para el maratón o la Spartan, ¿tengo que volver a recurrir a un entrenador? ¿No vale repetir el mismo plan?

 Misma respuesta que para la pregunta nº 5.

8. ¿Se progresa más con entrenador, en términos de logros deportivos?

Sin lugar a dudas y de forma rotunda sí. En caso de que no fuera rentable, un mundo tan exigente y competitivo como la élite deportiva no contrataría a sus entrenadores y cada deportista se inventaría su propio programa de entrenamiento. No me imagino al Real Madrid o al FC Barcelona, o a nuestra Selección Española de Baloncesto Femenina sin un preparador físico como parte integrante de su plantilla.

Incluso un deportista con la carrera de CCAFYDE necesita de un entrenador especializado que se ocupe del diseño del programa de entrenamiento, para que el deportista se ocupe solo de entrenar y se centre en sus objetivos, que no son la planificación deportiva, sino la consecución de títulos y medallas.

Como en toda profesión, la especialización es crucial para obtener éxitos deportivos.

9. ¿Se progresa más seguro y con menos lesiones si nos supervisa un entrenador? 

Por supuesto, existe un consenso general en los estudios científicos de que los entrenadores titulados son críticos para la preservación de la salud y la seguridad de los clientes (Melton 2010) y de la sociedad. 

Esta es una de nuestras labores más importantes, solo posible si se conoce el funcionamiento del cuerpo humano y la dosificación de las cargas. El control de la carga afecta de manera directa a la prevención de lesiones, tarea que debe asumir el entrenador.

10. Con todos los tutoriales y planes de entrenamiento que hay en Internet y las revistas especializadas, ¿no puede alguien con un poco de conocimiento hacerse un corta-pega y ahorrase el dinero?

Todos esos medios pueden aportar conocimientos muy interesantes, sin lugar a dudas, de hecho, yo también los comparto en mi blog y redes sociales. Pero lo que hay que entender, es que a mi me pagan por individualizar los ejercicios y las variables de entrenamiento a cada persona. Ese es el verdadero trabajo de un entrenador personal. No invento ejercicios, sino que los adapto, y construyo regresiones y progresiones para cada uno de mis deportistas. Eso es algo que no te aporta el mundo digital, y tampoco una aplicación de móvil.

No hay una única recomendación genérica que se pueda dar, que sea perfecta para todo el mundo. Las personas tienen distintas respuestas a los programas de ejercicio. Existen grandes diferencias entre individuos como se puede observar en cualquier estudio de investigación en Ciencias del Deporte. Por tanto, cuándo aconsejamos sobre un tema, sólo podemos prescribir recomendaciones generales que tienen que ser individualizadas basándonos en la diversidad genética y en los factores ambientales. Esta es la esencia de la práctica basada en hechos, que debería ser la base del proceso de toma de decisiones de todos los profesionales del fitness.

Ejercitina-Josemi-Entrenador-Personal-Madrid
Foto del COLEF de Asturias y Felipe Isidro

11. ¿Qué es mejor, un entrenador muy inspirador al que aspires a emular o superar, o uno de perfil bajo, poco ego, pero muy técnico? (es decir, entrenar con un atleta medallista, ya retirado y autodidacta, o con un licenciado con muchas horas de papers y a la última de lo último en investigación)?  

Te contesto con una pregunta, ¿qué es mejor, un oncólogo reputado con muchas horas de papers y a la última en investigación, o un paciente sobreviviente de cáncer muy inspirador?. Yo pondría a mi hijo en manos del primero sin pestañear una decima de segundo, ¿tu que harías?

Si me preguntas qué tipo de entrenador escogería, te describo las características más importantes que debe poseer un buen entrenador. Al conjunto de ellas, yo las denomino la “FEEA ética” (Formación, Especialización, Experiencia, Actualización y Ética), y deben ser la filosofía profesional de un buen entrenador, las 4 patas de la mesa que sostienen la trayectoria de un buen profesional del Deporte.

La diferencia en la dedicación y el volumen de trabajo puede ser realmente abrumadora entre un entrenador personal y otro, y esto indudablemente se traslada a la seguridad y a la consecución de los objetivos de los clientes, lo que repercute en el precio final.

  1. “F” de Formación: la Licenciatura Universitaria es la base para adaptar los conocimientos hacia un campo u otro de la Actividad Física. El Entrenador Personal debe poseer titulación universitaria, ser un “Educador Físico Deportivo”, es decir, Licenciado/graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CCAFYDE, antes conocido como INEF), estar colegiado (por ejemplo, mi número es el 55.255), disponer de un SRC (seguro de responsabilidad civil) y tener una certificación actualizada en RCP y/o primeros auxilios. 
  2. “E” de Especialización: es responsabilidad del Entrenador Personal especializarse en su campo de forma específica, para ejercer su trabajo con las mejores herramientas disponibles. Ocurre de forma equivalente en medicina con traumatología, oftalmología, neurocirugía, etc.
  3. “E” de Experiencia: debe acreditar experiencia y formación especializada en el objetivo concreto a trabajar. Pregunta por las referencias y recomendaciones de antiguos clientes y por sus resultados. El entrenamiento es Ciencia y Arte, pero con demasiada frecuencia se rehúye de los aspectos científicos, y sólo se basa en la experiencia. Los mejores entrenadores combinan lo que sabemos de la investigación con lo que han aprendido de la experiencia. Es lo que se conoce como “Práctica basada en la evidencia”. Mantenerse al día de la nueva investigación. Desarrollar un conocimiento práctico de la anatomía, la fisiología, la biomecánica, el aprendizaje motor, y la psicología del ejercicio. Y, por último, utilizar los principios de sobrecarga, progresión, especificidad e individualidad como principios inmutables de la práctica de ejercicio. Sólo si están interiorizados los aspectos anteriores, se puede entonces emplear el talento artístico al máximo (Schoenfeld). 
  4. “A” de Actualización: el reciclaje continuo es totalmente imprescindible. Si te estancas, mueres profesionalmente. Si te apasiona tu trabajo, y tu motivación profesional no es únicamente económica, estar al día es algo con lo que disfrutas. El Profesional del Deporte que entrene de la misma forma hoy que hace unos años debería pensar si no es mejor cambiar de trabajo. La consulta de fuentes científicas fiables es otro elemento necesario para un buen entrenador, acudiendo a Bases de datos primarias y a publicaciones/journals científicos.
  5. Ética: Un profesional técnicamente excelente, pero sin ética, ha perdido la humanidad (principalmente por fines económicos), y no merece la pena ni como compañero, ni como referente en ningún campo, pero mucho menos como tu entrenador. Un científico de Harvard asegura que “una mala persona no llega nunca a ser buen profesional” (Howard Gardner).

– Por último, debe contar con otra serie de características igual de importantes, como, habilidades sociales y de comunicación, técnicas de motivación, escucha activa y atención, empatía, ética y profesionalidad. Y por supuesto individualización del trabajo a realizar, pasión por la profesión y mimo al detalle.

– Respecto a la clásica pregunta que genera debates entre los propios profesionales, ¿está tu entrenador personal en forma?, y en caso de que lo estuviera, ¿eso le capacita en conocimientos y competencia profesional?, es obvio que aunque el aspecto físico del entrenador personal influyen en la adherencia al ejercicio y en la motivación del cliente/deportista/paciente, su programa debe basarse siempre en los conocimientos respaldados por su titulación oficial, ya que es la única evaluación objetiva de su nivel de competencia. 

Como muchas veces el cliente no puede comparar, ya que, en numerosos casos, no ha tenido ningún entrenador antes, es importante tener en cuenta esta serie de puntos que le sirvan de referencia para saber si el profesional que está contratando es el adecuado, y que hagan que el dinero que invierta sea rentable. 

12. En este estudio (cuestionable, desde mi opinión) https://medicalxpress.com/news/2020-10-athletes-dont-benefit.html se sostiene que si el cliente coge autoconfianza acaba sintiendo que ya no necesita al entrenador. Todo lo contrario que si el entrenador da enseñanzas de perfil bajo. ¿Se puede ser un campeón y seguir necesitando apoyo de un entrenador?

Una variable a considerar es la percepción de mis conocimientos, competencia y capacitación en un tema, y otra variable es como esa percepción se ajusta a la realidad en mayor o menor medida, interpretaciones muy interindividuales y muy dependientes del nivel de conocimiento de las personas.

Hay un esquema sobre el aprendizaje percibido en relación con el nivel de conocimientos de los individuos que ilustra muy bien este tema en los profesionales que son expertos en su tema, es el “Efecto Dunning-Kruger” (Premio Nobel de Psicología). Este sesgo cognitivo relaciona la confianza con la experiencia, conocimientos y habilidades, donde los individuos menos capaces se perciben como muy competentes (sobrevaloración), y a la inversa, los expertos en un tema se perciben menos competentes (infravaloración).

Por último, les podemos preguntar sobre la necesidad de contar, o no, con su Preparador Físico CCAFYDE a Rafael Nadal y a Pau Gasol, por enumerar solo dos ejemplos de dos de nuestros mejores deportistas de la historia. 

Artículo del Periódico “El País”
De postureo para ricos a cicerone de gimnasio: ¿para qué sirve (de verdad) un entrenador personal?

Periodista El País: Salome García Gomez

__________________________________________________________________

MÁS ARTÍCULOS RELACIONADOS:

  1. 10 pistas de cómo elegir a tu entrenador personal: desconfía de tu entrenador
  2. A vueltas con la competencia profesional de la actividad física…
  3. Regulación Profesional del Deporte 2016
  4. El Ejercicio Físico como vacuna y medicina para la Salud – Investigación y Libro gratis
  5. Cuando un médico te recomiende ejercicio…ponte en manos de los profesionales más preparados. El Lcdo./Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte es el experto en EJERCICIO FÍSICO / ENTRENAMIENTO de la población
{ 0 comments… add one }

Leave a Comment