¿RECETA DEPORTIVA EN ESPAÑA? ¡Ya disponible en 2022-2023!

Ejercicio-Medicina-CAFYD-Change-org
Tiempo de lectura: 7 minutos

LA RECETA DE EJERCICIO COMO MEDICINA, UNA POTENTE POLIPÍLDORA

Imagina una POLI-PÍLDORA que confiriera los beneficios para la salud del ejercicio y/o la actividad física regular, con efectos adversos mínimos y una multitud de efectos positivos que hiciera que los pacientes “se sintieran mejor, rendieran mejor y durmieran mucho mejor”

Los médicos seguramente recetarían esa píldora a todos sus pacientes, las compañías farmacéuticas la producirían y comercializarían, los planes de salud por supuesto la pagarían y todos los pacientes la pedirían. Pues esa píldora ya existe, se llama “RECETA DEPORTIVA”, solo tienes que preguntar a tu profesional de Ciencias del Deporte (CAFYD) de confianza, o contactar con el Colegio profesional de tu Comunidad Autónoma (COLEF) o con el Consejo COLEF.

De hecho, sería una mala práctica no prescribirlo a cada paciente, en cada visita, independientemente de la especialidad médica. Esto es una evidencia científica contundente tipo A en muchas enfermedades y patologías (26 enfermedades según Pedersen 2015), no es mi opinión personal (aunque también).

La evidencia actual reconoce a los profesionales del acondicionamiento físico cualificados (Educadores Físico Deportivos) como los profesionales idóneos, que están preparados para recibir y trabajar con los pacientes derivados por los médicos, vinculando “Atención Clínica y Actividad Física como un Signo Vital” (ACSM 2020).

A la droga milagrosa se la conoce ya desde hace tiempo con el popular slogan “El ejercicio es medicina” o “El ejercicio como medicina” (Katz 2016). En una era de cuantiosos gastos de atención médica creciendo en espiral, conseguir que los pacientes sean más activos puede ser la última terapia de bajo costo para lograr mejores resultados de salud y contener el exponencial e inasumible gasto público en las sociedades modernas.

Décadas de investigación han demostrado que el ejercicio es tan eficaz como los medicamentos recetados en el tratamiento de varias enfermedades crónicas. Así como, en general, el peso y la presión arterial se abordan en las visitas médicas, también se debe prestar atención a la actividad física.

Un consejo para los médicos que mejora la adherencia de sus pacientes, es que los profesionales de la salud que son más activos, son más propensos a aconsejar a los pacientes sobre actividad física, y conseguir que estos cumplan con la prescripción. No basta con “hablar”, hay que “andar” literalmente. Te sentirás mejor y te moverás mejor también.

Debido a que la mayoría de los médicos no tienen el tiempo, ni el conocimiento, ni la experiencia para asesorar en profundidad sobre ejercicio físico, deben comenzar a ampliar el alcance de su atención, fusionando la atención médica con el campo del ejercicio-salud.

La industria del fitness debe tomar medidas para diferenciar claramente y apoyar a los profesionales del entrenamiento cualificados, que tienen titulación oficial y la capacitación especializada en el campo del ejercicio-salud CAFYD.

En 2009, Katz destacó que solo el 45% de los pacientes ingresados por dolor torácico recibieron orientación sobre actividad física. En general, los médicos utilizan de manera insuficiente la AF como modalidad de tratamiento o herramienta preventiva en el cuidado de sus pacientes.

El “Estudio Nacional de Entrevistas de Salud en EE.UU” encontró que solo el 32% de los pacientes reciben consejos de su médico, u otro profesional de la salud, durante su visita al médico, para hacer ejercicio o continuar estando físicamente activos.

Además, los médicos a menudo no confían en sus conocimientos y habilidades para prescribir ejercicio, ya que la inmensa mayoría no ha tenido ninguna educación formal relacionada con la actividad física en la facultad de medicina (algo entendible, pues ya existe una carrera universitaria que se encarga de ello, y el tiempo curricular y personal no es infinito).

En 2015, Cardinal y col. estudiaron los planes de estudio de 170 facultades de medicina y encontraron que solo el 21,2 % tenía una asignatura relacionada con la actividad física disponible para sus estudiantes de medicina y solo el 12,2 % tenía una asignatura obligatoria.

Los médicos también pueden hacer uso del talonario/formulario de recetas para promover la actividad física, que en España se conoce como “Receta de Ejercicio” o “Receta Deportiva” y es una derivación directa a los profesionales del ejercicio CAFYD especializados en salud, desarrollando un trabajo inter y multidisciplinar que en la actualidad resulta de vital importancia.

Es imposible que los médicos, muy ocupados y sin formación en ejercicio, puedan diseñar un programa completo con sus pacientes, ni deben sentirse obligados a hacerlo. Más bien, deberían buscar a los profesionales del acondicionamiento físico en su localidad para implementarlo (Thompson 2020).

Los profesionales del ejercicio especializados en la salud (CAFYD), en contraposición con los deportivos o estéticos del fitness, cambian su enfoque de clientes a pacientes, y de “abdominales y glúteos” a “corazones, pulmones y sistema muscular como órgano endocrino (mioquinas)”.

Por tanto, el entrenamiento personal o en grupo, difiere del profesional del acondicionamiento físico especializado en salud, con habilidades y conocimientos de las enfermedades crónicas y que sabe cómo desarrollar el programa de ejercicio adecuado para esta población de pacientes.

Juntas, la “industria del cuidado de la salud” y la “industria del ejercicio físico” deben fusionarse en un sistema de derivación único y continuo mediante la “Receta de Ejercicio” (RECETA DEPORTIVA).

Los médicos pueden emplear la Base de datos de búsqueda del Consejo COLEF (o contactar por teléfono en el 91 501 05 99) para identificar a los Educadores Físico deportivos CAFYD en sus CC.AA. La base de datos también se puede utilizar para verificar la cualificación necesaria de los profesionales que se pongan en contacto con los médicos

Esta base de datos les permitirá ponerse en contacto por email o por teléfono con los distintos profesionales del ejercicio especializados en una enfermedad concreta, pudiendo disponer de una cartera ad hoc en su propia localidad o CC.AA.

Existen 2 MÓDULOS de ejercicio físico clínico que atienden a pacientes con:

(1) Diagnósticos cardiometabólicos, o

(2) Problemas musculoesqueléticos/de dolor

Mi visión personal y profesional ideal sería conformar un equipo multi/interdisciplinar de atención “aguda” y/o “crónica”. Así, en estos proyectos por ejemplo, trabajan y colaboran de forma estrecha médicos, profesionales de Ciencias del deporte y enfermeras, pero también nutricionistas, e incluso psicólogos.

SEIS PASOS PARA APLICAR LA RECETA DEPORTIVA

1. Visita al médico o clínica que utilizan el FHC (“Formulario de historia clínica electrónica”) para capturar el ESV (“Ejercicio como signo vital”) del paciente.

2. Obtenido el ESV, los médicos informan a los pacientes seleccionados (pacientes ambulatorios que no llegan a 150 min/sem de AF de intensidad moderada, y/o tienen o están en riesgo de padecer una o más afecciones crónicas: DM2, HTA, dislipidemia y obesidad) sobre el programa.

3. A continuación, los médicos revisan los riesgos, proporcionan educación sanitaria, aprueban electrónicamente el conjunto de órdenes del programa, y remiten al paciente, que ha dado su consentimiento al equipo de coordinadores de derivación y al coordinador de atención al paciente.

4. El equipo coordinador a través del “coordinador de atención” se comunica con el paciente, confirma la elegibilidad y el interés del mismo, revisa la ubicación preferida del paciente, y luego envía electrónicamente toda la información pertinente al profesional del ejercicio CAFYD.

5. El coordinador comunica al paciente que está programado para el embarque en el proyecto de receta de ejercicio y le deriva.

6. Una vez que el paciente está programado para la derivación, el ciclo de comunicación lo cierra el médico de referencia a través del FHC cuando el paciente termina el programa o si el paciente decide no continuar.

Imagen

Todos los profesionales del ejercicio del programa “Receta Deportiva” deben tener un título superior mediante una Licenciatura o Grado en Ciencias del Ejercicio (CAFYD) y una especialización en salud, para una garantía de calidad adicional al trabajar con una población clínica.

Además, se deben comprometer a una o varias formaciones formales anuales de actualización constante en su especialización, relacionadas con el ejercicio en esa enfermedad o patología.

El programa se debe implementar de forma estatal en los centros de Atención Primaria (centros de salud) y Hospitales, trabajando con todas las especialidades médicas, para incorporar intervenciones de ejercicio en sus respectivas vías de manejo de enfermedades.

Está visión ya existe en muchos países. Actualmente hay Centros Nacionales de “Receta deportiva” que adoptan el programa “El Ejercicio es Medicina” (EIM o ESM) en 37 países en 6 continentes (América del Norte, América del Sur, Asia, Europa, África y Australia).

  • EJEMPLO EN EUROPA: en Polonia, el “Centro Nacional EIM” ha estado trabajando con el Ministerio de Salud polaco, el Ministerio de Deportes y el Instituto Nacional de Salud Pública, para incorporar la actividad física en los sistemas de atención médica. Están educando a estudiantes de medicina y profesionales del acondicionamiento físico durante conferencias y talleres anuales, y han iniciado 2 proyectos, “Camina por la salud: invite a su médico” y “Familia activa”, obteniendo una cobertura mediática significativa para el EIM (Thompson 2020).

PUNTOS CLAVE DE LA RECETA DEPORTIVA

  1. La evidencia sobre el coste y las cargas para la salud de la inactividad física es abrumadora, y la evidencia sobre los beneficios del ejercicio regular en la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas es irrefutable.
  2. Los proveedores de atención médica tienen la obligación de informar a los pacientes sobre los riesgos de ser sedentarios y prescribir ejercicio regular. El programa de “Receta Deportiva” cuenta con las herramientas y los recursos necesarios para médicos, profesionales del ejercicio CAFYD y pacientes.
  3. Como mínimo, todos los encuentros de atención médica deben incluir el ESV (“Ejercicio como signo vital”), independientemente de la especialidad.
  4. Los médicos son profesionales de confianza y respetados, y se ha demostrado que una recomendación de ser más activo, acompañada de una prescripción y derivación a un profesional del acondicionamiento físico, mejora la actividad física y la salud.
  5. Una fusión de los programas de cuidado médico de la salud y acondicionamiento físico en países de todo el mundo ya NO es una opción. “El ejercicio es la medicina que todos los pacientes necesitan tomar”.

EJEMPLOS REALES DE RECETA DEPORTIVA EN ESPAÑA

1) Ejemplos de “Receta de ejercicio” en España, con servicios funcionando a pleno rendimiento. Añadir, entre otras muchos equipos, el IPEFC (Instituto Profesional Ejercicio Físico y Cáncer) y la UAPO (Unidad de Apoyo a Pacientes Oncológicos) que también prestan excelentes servicio en ejercicio oncológico, mediante el “ENTRENAMIENTO TERAPÉUTICO CAFYD”.

2) Ejemplo de “Receta deportiva” en Castilla La Mancha. Equipo multi/interdisciplinar de Médicos + CAFYD + Enfermeras aplicando el mejor fármaco que existe: https://www.encastillalamancha.es/deportes-cat/futbol/nace-la-receta-deportiva-en-clm-los-medicos-prescribiran-ejercicio-fisico/

EL PRESENTE DE LA “RECETA DE EJERCICIO” EN EL BOE: ÁMBITO ESTATAL Y CON FONDOS EUROPEOS

Es un avance histórico en España, para la sociedad y para las Ciencias del Deporte especializadas en el ámbito clínico de la salud. Algo que ya hacíamos desde hace muchos años en nuestro colectivo profesional (como vimos en el anterior apartado con algunos ejemplos), pero esta vez publicado de forma oficial y firme en el BOE como una verdadera ejecución de declaración de intenciones. Así nace, el Plan de Prescripción de Actividad y Ejercicio Físico, mediante un programa estatal, en el ámbito sanitario, con fondos europeos e impulsado por el Consejo Superior de Deportes (CSD) y apoyado por el Consejo COLEF. Programa en el que se venía trabajando desde hace ya tiempo, aunque viera la luz ahora, en julio de 2022.

La sociedad inactiva y la salud del paciente, sin duda, son las más beneficiadas de la formación de este equipo multidisciplinar. La sociedad aborda un nuevo rumbo en Sanidad, mejor y más sostenible, una RECETA DEPORTIVA ESTATAL para el tratamiento terapéutico en sedentarios y pacientes con patologías y enfermedades, que dibuja el futuro de la sanidad en el presente actual.

✅ El excelente EQUIPO MULTIDISCIPLINAR está formado por tres colectivos unidos con el mismo objetivo terapéutico:
+ Médicos
+ Enfermeras
+ Educadores Físico Deportivos (CAFYD)
✅ Cuenta con Fondos Europeos, con un presupuesto de 9 millones de €.

Más información sobre este enorme proyecto estatal en estas dos fuentes:

1º) Resolución de 4 de julio de 2022, de la Presidencia del Consejo Superior de Deportes, por la que se publica el Acuerdo de la Conferencia Sectorial de Deporte, de 9 de mayo de 2022, relativo a la distribución territorial y criterios de reparto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (BOE-A-2022-11933): Enlace BOE / PDF

2º) Web del Consejo COLEF

UNIDADES ASISTENCIALES SANITARIAS DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA (AEP)

De nuevo, se forma un Equipo multidisciplinar hiperespecializado para las Unidades Asistenciales en Sanidad para reducir la Obesidad infantil:
+ Educadores Físico Deportivos @ConsejoCOLEF
+ Enfermeras @CGEnfermeria
+ Médicos @CGCOM_Esp / @aepediatria
+ Dietistas-Nutricionistas @CGCODN_Oficial

Cuatro profesiones unidas frente a la obesidad infantil en el “Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil 2022-2030”.

Las recetas de los pediatras para reducir en un 25% la obesidad infantil en los próximos 10 años. Promocionar los estilos de vida saludables como pilar de actuación a medio y largo plazo. Accede al contenido completo a través del enlace / PDF” (AEP).

RECETA DE EJERCICIO EN LA COMUNIDAD DE MADRID.

En la Comunidad de Madrid, el proyecto se va a desarrollar con la Consejería de Sanidad,a través del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

He tenido el honor de que me han encargado impartir la formación sobre ejercicio físico para ese objetivo a los Médicos de Atención Primaria de la C.A.M., para que valoren la importancia de prescribirlo, y los deriven a profesionales CAFYD, que lo pautarán y dosificarán.

También forman parte de estos equipos multidisciplinares, junto a los Médicos y Educadores Físico Deportivos, las Enfermeras. Me hace mucha ilusión la colaboración a “triple banda multidisciplinar”, seindo mi mujer matrona y enfermera, y siendo consciente de la profesionalidad enorme de este colectivo.

Es incuestionable el papel del ejercicio físico en la salud y en la enfermedad, por tanto, no me explico cómo han tardado tanto tiempo en incluirlo en los programas de salud, a imagen y semejanza de otros países. En 2022 y 2023, la implantación estatal será una realidad, y se acometerá con fondos europeos, al ya estar publicada definitivamente en el BOE.

LISTA DE ENFERMEDADES Y PATOLOGÍAS ABORDABLES CON EJERCICIO FÍSICO

Existe una enorme lista de enfermedades y patologías abordables con ejercicio físico. En este ejemplo, nos remitimos al país vecino, Francia.

INTERACCIONES ENTRE FÁRMACOS Y EJERCICIO FÍSICO

Las investigaciones sugieren que el ejercicio físco puede influir en la concentración plasmática de un fármaco y, por tanto, en su eficacia y seguridad, generando interacciones entre ambos que hay que tener muy en cuenta. El ejercicio se asocia a cambios fisiológicos y anatómicos que afectan a prácticamente todos los órganos y tejidos y, por tanto, pueden influir en la farmacocinética de un fármaco, es decir, en su absorción, distribución, metabolismo y excreción.

Se sospecha que las respuestas transitorias al ejercicio agudo, como el desvío de la sangre fuera del hígado, la reducción del volumen plasmático y la disminución de la actividad de las enzimas metabolizadoras del fármaco, alteran rápida y profundamente la concentración sanguínea de un fármaco.

Las adaptaciones crónicas al ejercicio incluyen la recomposición corporal del cuerpo (grasa, densidad ósea, agua y mtejido magro), un tracto gastrointestinal más resistente, una mayor producción de ácidos biliares y una mayor actividad enzimática, lo que, en conjunto, tiene el potencial de provocar cambios significativos en la farmacocinética de los medicamentos.

Puede ser necesario personalizar la dosis de un fármaco en el caso de los atletas para garantizar que las concentraciones plasmáticas del fármaco en el plasma sigan siendo efectivas y no tóxicas (McLaughlin 2017).

Esta plasticidad farmacológica no es clínicamente relevante en todos los casos, pero podría desempeñar un papel importante en la alteración de los efectos de fármacos muy comunes, en particular de aquellos con una ventana terapéutica estrecha. Las interacciones ejercicio-fármaco (o también, alimento-fármaco), probablemente en cierta medida son a través de alteraciones en el microbioma intestinal, que hasta ahora apenas se ha investigado. Otra cuestión es que los efectos difieren en gran medida de un fármaco a otro y los efectos de un solo fármaco o clase de fármacos no reflejan necesariamente los efectos de otros fármacos. En cualquier caso, debe tenerse en cuenta que puede ser necesario ajustar la dosis de los fármacos (Niederberger 2021).

COMPARATIVA DE LA POTENCIAL EFECTIVIDAD EN LA MORTALIDAD ENTRE FÁRMACOS Y EJERCICIO FÍSICO EN ALGUNAS ENFERMEDADES

El ejercicio físico es una intervención sin fármacos para la que nuestro genoma se ha ido formando a lo largo de la evolución. En comparación con los fármacos, el ejercicio está disponible a bajo coste y relativamente libre de efectos adversos. En la tabla publicada por una excelente revisión española se describe el “vademécum” del ejercicio, detallando las características de las 23 principales mioquinas candidatas a ser ingredientes de la polipíldora del ejercicio, donde también figuran las células madre (Fiuza-Luces et al. 2013: “Exercise is the real polypill“).

Una amplia investigación clínica ha aportado pruebas sólidas de que el ejercicio es una medida rentable para aliviar sustancialmente la carga de un gran número de enfermedades, muchas de las cuales pertenecen al espectro cardiovascular (CV). En términos de beneficio cardíaco, los efectos positivos del ejercicio se atribuyen a la mejora de los factores de riesgo estándar de la aterosclerosis, así como a su impacto positivo en varios mecanismos fisiopatológicos de las enfermedades CV. En cuanto a la prevención secundaria, se ha demostrado que el ejercicio, de forma óptima en el contexto de un programa de rehabilitación cardiaca, mejora la capacidad funcional y la supervivencia. Los médicos deben fomentar la actividad física y ofrecer recomendaciones de ejercicio a todos los pacientes, teniendo en cuenta cualquier patología subyacente.

Los puntos fuertes del ejercicio moderado regular son su libre disponibilidad a bajo coste y sus beneficios simultáneos para prevenir y mejorar varias enfermedades cardíacas. La integración del ejercicio en la rutina diaria de todos los individuos es esencial para mejorar la salud global. Es importante destacar que las pruebas actuales sugieren que hacer ejercicio de tres a cinco veces las recomendaciones actuales es la dosis ideal para obtener el máximo beneficio en la prevención de varias enfermedades CV, aunque incluso 1 hora semanal de ejercicio se asocia con un beneficio para la salud. Algunos individuos que realizan ejercicio de resistencia durante toda su vida muestran una alta prevalencia de CAC (calcificación de las arterias coronarias), fibrosis miocárdica y FA (fibrilación auricular), cuya importancia a largo plazo es incierta. En general, el ejercicio regular se asocia a una reducción significativa de la morbilidad y la mortalidad CV y a una longevidad de entre 2 y 7 años de vida adicionales (Kasiakogias 2020).

El ejercicio físico ha demostrado al menos la misma efectividad en potencia que los fármacos en algunas enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes (prevención secundaria de la cardiopatía coronaria, rehabilitación del accidente cerebrovascular, tratamiento de la insuficiencia cardíaca y prevención de la diabetes) en los resultados de mortalidad (Naci 2021).

No se evidenciaron diferencias estadísticamente detectables entre las intervenciones de ejercicio y las farmacológicas en la prevención secundaria de la cardiopatía coronaria y la prediabetes.

Las intervenciones de actividad física fueron más efectivas que el tratamiento farmacológico entre los pacientes con accidente cerebrovascular.

Los diuréticos fueron más eficaces que el ejercicio en la insuficiencia cardíaca.

El entrenamiento con ejercicios sigue siendo la “medicina” más potente que preserva la calidad de vida y amplía la duración de la salud. El conocimiento molecular de los efectos del ejercicio en diferentes sistemas orgánicos reafirma que el ejercicio es la intervención más poderosa del estilo de vida contra las enfermedades crónicas. Aunque la duración de la vida humana parece acercarse a su límite, hay un gran potencial en la promoción de las actividades físicas en cualquier comunidad para mejorar la duración de la salud y, posiblemente, también la duración de la vida (Guan 2022).

Además, en los últimos años ha adquirido un papel muy importante como ejercicio medicina, no solo el entrenamiento cardiovascular (ya contaba con mucha evidencia), sino también el entrenamiento de fuerza. Desde el punto de vista de la salud, el entrenamiento de fuerza sólo, se ha asociado con mejores perfiles de riesgo cardiovascular en los jóvenes y con menores riesgos de mortalidad en los adultos por todas las causas, enfermedades cardiovasculares y cáncer específico (Dubnov-Raz 2019. Shailendra 2022). El papel de las exerquinas (un tipo de citoquinas), especialmente las mioquinas y las hepatoquinas, es crucial en este sentido.

Si el ejercicio físico presenta un nivel de evidencia científica tan alto, ¿por qué la gente tiende a evitarlo a pesar de sus beneficios? Numerosas pruebas indican que los seres humanos evolucionaron para adaptarse a una actividad física de resistencia regular y moderada hasta una edad avanzada. Sin embargo, como la energía procedente de los alimentos era limitada, los seres humanos también fueron seleccionados para evitar esfuerzos innecesarios, y la mayoría de los sistemas anatómicos y fisiológicos evolucionaron para requerir estímulos de la actividad física para ajustar la capacidad a la demanda. En consecuencia, la selección nunca funcionó para hacer frente a los efectos a largo plazo de la inactividad crónica. Sin embargo, dado que todas las adaptaciones implican compensaciones, no existe una dosis o tipo de actividad física determinada por la evolución que optimice la salud. Además, dado que los seres humanos evolucionaron para ser activos por juego o por necesidad, los esfuerzos para promover el ejercicio requerirán la modificación de los entornos de manera que inciten o incluso obliguen a las personas a ser activas y a hacer que el ejercicio sea divertido (Lieberman 2015).

PETICIÓN SOCIAL DE LA RECETA DEPORTIVA: ¡FIRMA AHORA!

Implantar la “Receta de Ejercicio” en la Seguridad Social, cura enfermedades y salva vidas.

Firma la campaña de Change.org, para apoyar más aún esta implantación con mayor presupuesto en las “Unidades de Ejercicio multidisciplinares asistenciales” dentro delámbito sanitario: “Implantar la Receta de ejercicio en la Seguridad Social, cura enfermedades y salva vidas“.

Ejercicio-Medicina-CAFYD-Change-org

En RRSS he leído, a veces, una reflexión profesional sesgada y equivocada sobre servicios profesionales en salud:
– “Que lo haga quién sepa, no quién deba y no sepa
Yo siempre he defendido:
Que lo haga quién deba y sepa
Ambas formaciones (competencia y formación especializada) deben permanecer indisolúblemente unidas.

REFERENCIAS PARA AMPLIAR LA INFORMACIÓN

  1. Blair SN. Physical inactivity: the biggest public health problem of the 21st century. Br J Sports Med. 2009;43(1):1-2.
  2. BOE-A-2022-11933. Resolución de 4 de julio de 2022, de la Presidencia del Consejo Superior de Deportes, por la que se publica el Acuerdo de la Conferencia Sectorial de Deporte, de 9 de mayo de 2022, relativo a la distribución territorial y criterios de reparto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
  3. Cardinal BJ, Park EA, Kim M, Cardinal MK. If Exercise is Medicine, Where is Exercise in Medicine? Review of U.S. Medical Education Curricula for Physical Activity-Related Content. J Phys Act Health. 2015;12(9):1336-1343. doi:10.1123/jpah.2014-0316.
  4. Dubnov-Raz G. Harefuah. 2019;158(8):506-508.
  5. Fiuza-Luces C, Garatachea N, Berger NA, Lucia A. Exercise is the real polypill. Physiology (Bethesda). 2013;28(5):330-358.
  6. Golightly YM, Allen KD, Ambrose KR, et al. Physical Activity as a Vital Sign: A Systematic Review. Prev Chronic Dis. 2017;14:E123. Published 2017 Nov 30. doi:10.5888/pcd14.170030.
  7. Guan Y, Yan Z. Molecular Mechanisms of Exercise and Healthspan. Cells. 2022;11(5):872. Published 2022 Mar 3. doi:10.3390/cells11050872
  8. Jaworski CA. Combating physical inactivity: the role of healthcare providers. ACSM’s Health Fitness J. 2019;23:39-44.
  9. Kasiakogias A, Sharma S. Exercise: The ultimate treatment to all ailments?. Clin Cardiol. 2020;43(8):817-826. doi:10.1002/clc.23369
  10. Katz DA, Graber M, Birrer E, et al. Health beliefs toward cardiovascular risk reduction in patients admitted to chest pain observation units. Acad Emerg Med. 2009;16(5):379-387. doi:10.1111/j.1553-2712.2009.00383.x.
  11. Katz PP, Pate R. Exercise as Medicine. Ann Intern Med. 2016;165(12):880-881. doi:10.7326/M16-2086.
  12. Lieberman DE. Is Exercise Really Medicine? An Evolutionary Perspective. Curr Sports Med Rep. 2015;14(4):313-319. doi:10.1249/JSR.0000000000000168.
  13. Manini TM. Using physical activity to gain the most public health bang for the buck. JAMA Intern Med. 2015;175(6):968-969. doi:10.1001/jamainternmed.2015.0544.
  14. McLaughlin M, Jacobs I. Exercise Is Medicine, But Does It Interfere With Medicine?. Exerc Sport Sci Rev. 2017;45(3):127-135. doi:10.1249/JES.0000000000000111.
  15. Naci H, Ioannidis JP. Comparative effectiveness of exercise and drug interventions on mortality outcomes: metaepidemiological study. Br J Sports Med. 2015;49(21):1414-1422. doi:10.1136/bjsports-2015-f5577rep.
  16. Niederberger E, Parnham MJ. The Impact of Diet and Exercise on Drug Responses. Int J Mol Sci. 2021;22(14):7692. Published 2021 Jul 19. doi:10.3390/ijms22147692.
  17. Pedersen BK, Saltin B. Exercise as medicine – evidence for prescribing exercise as therapy in 26 different chronic diseases. Scand J Med Sci Sports. 2015;25 Suppl 3:1-72. doi:10.1111/sms.12581.
  18. Sallis R, Franklin B, Joy L, Ross R, Sabgir D, Stone J. Strategies for promoting physical activity in clinical practice. Prog Cardiovasc Dis. 2015;57(4):375-386. doi:10.1016/j.pcad.2014.10.003.
  19. Sallis RE, Matuszak JM, Baggish AL, et al. Call to Action on Making Physical Activity Assessment and Prescription a Medical Standard of Care. Curr Sports Med Rep. 2016;15(3):207-214. doi:10.1249/JSR.0000000000000249
  20. Shailendra P, Baldock KL, Li LSK, Bennie JA, Boyle T. Resistance Training and Mortality Risk: A Systematic Review and Meta-Analysis [published online ahead of print, 2022 May 19]. Am J Prev Med. 2022;S0749-3797(22)00176-3. doi:10.1016/j.amepre.2022.03.020
  21. Stoutenberg M, Shaya GE, Feldman DI, Carroll JK. Practical Strategies for Assessing Patient Physical Activity Levels in Primary Care. Mayo Clin Proc Innov Qual Outcomes. 2017;1(1):8-15. Published 2017 May 12. doi:10.1016/j.mayocpiqo.2017.04.006.

OTROS ARTÍCULOS EN EL BLOG

  1. Ejercicio y endorfinas, ¿qué actividad nos hace más feliz?
  2. La actividad física cambia tu cerebro
  3. Inteligencia y deporte, cualquier ejercicio es bueno (salud)
  4. Osteoporosis: la actividad física “El medicamento más potente”
  5. El ejercicio es medicina: ¡¡Prescripción para tu salud en un click!!
  6. Cómo empezar a hacer ejercicio a cualquier edad para mejorar la salud
  7. Especial gran reportaje sobre fibromialgia y ejercicio: “La Enfermedad invisible”
  8. El ejercicio como tratamiento para la depresión
  9. Artículo de investigación: ¿Fraude científico en la salud?
  10. Crossfit una relación de amor-odio con luces y sombras: ¿más lesiones? – ¿Forging elite fitness? o ¿Forging injured athletes?
  11. Entrenamiento unilateral ¿un remedio milagroso?
  12. El Ejercicio físico como vacuna y medicina para la Salud – Investigación y Libro gratis
  13. Cuando un médico te recomiende ejercicio…ponte en manos de los profesionales más preparados. El Lcdo./Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte es el experto en ejercicio físico / entrenamiento de la población
  14. ¿Pronador, supinador o neutro? ¡Que no te engañen con los tipos de pisada!
  15. “Sedentarios de gimnasio” – Guía para ser (mucho) más activos
  16. Entrenamiento concurrente. Una receta científica para cada objetivo en rendimiento y salud.
  17. El físico del entrenador personal, del profesor de E.F. (y del profesional médico) influyen en la adherencia y motivación al ejercicio (y al tratamiento)

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment